Guía para Comprar una Furgoneta Camper de Segunda Mano

consejos-comprar-camper-segunda-mano

Comprar una furgoneta de segunda mano no es poca cosa, ya sea para tu negocio, para usarla en familia o para camperizarla, la inversión que hay que realizar es importante y muchas veces depende de la suerte….

…¿O no?…

En este artículo vamos a indicar todos los consejos para comprar una furgoneta de segunda mano y que minimices al máximo el riesgo.

¿Por qué comprar una furgoneta Camper de segunda mano?

La diferencia de precio de una furgoneta de primera mano a segunda es bastante importante, de hecho el coste puede llegar a ser incluso la mitad o más, debido a que cuando la furgoneta sale del concesionario, esta pierde una gran parte de su valor.

Ten en cuenta que los vehículos tienen una larga vida útil por lo que es interesante comprar una furgoneta ya usada.

Por otro lado, cuando compras furgones camperizados segunda mano, tienes un mayor presupuesto para poder realizar la camperización.

Además, puedes encontrarte con verdaderas gangas porque el vendedor la tiene que «malvender» o la mantiene en muy buenas condiciones, ahorrándote una cantidad importante en el bolsillo.

¿Comprar furgonetas camper a particular o empresa?

Empresa: Tiene la ventaja de tener una mayor gama de vehículos a la venta, así como incluir la garantía y las gestiones pertinentes en el precio, además de tener un servicio similar al de una agencia inmobiliaria, en el que ellos te buscan la furgo con su camperización o sin ella.

El principal problema es que al ser profesionales suelen tener unos precios más altos y tienen más experiencia a la hora de negociar, lo que al final puede ser una desventaja.

Particular: Tendríamos que destacar que el precio de venta es más barato y hay muchos portales en los que mirar. Aparte, de que puedes encontrarte una ganga si el particular necesita vender la furgo con cierta urgencia.

El problema que acarrera es que no incluye ningún tipo de garantía y las gestiones suelen correr a tu cuenta.

Como conclusión, te recomendamos que eches busques tu furgoneta y cuando encuentres la ideal, considera simplemente las características y los riesgos que tiene comprar a uno u otro.

Comprar furgoneta vacía o camperizada

Es cuestión de gustos y adaptaciones.

Una furgoneta vacía tiene el beneficio que ya está preparada para pasar por una fase de camperización y la puedes hacer completamente a tu gusto sin tener que retirar ningún elemento.

En este caso lo importante es revisar para qué se ha utilizado, porque si ha sido empleado en el transporte de mercancias puede que la suspensión esté ya algo gastada.

La otra opción es comprar un campers, el cual ya está condicionada para la camperización y sólo habría que añadir o modificar ciertos elemenetos, lo que podría ser más barato porque gran parte de ella ya debería estar homologado.

En caso de que la furgo camper de segunda mano tenga algún tipo de reforma, deberá entregarnos la documentación técnica de las homologaciones y certificados. Esto es importante en caso de que vayas a pasar la ITV.

Si estás pensando en diseñar tu furgoneta desde cero, te recomendamos que leas nuestro artículo:

Cómo diseñar el interior de una furgoneta camper

Consejos para comprar una furgoneta Camperizada de segunda mano

1) Estima tu presupuesto

Es el consejo más básico, pero para nosotros el más importante, porque esta variable delimitará de una manera importante el modelo y la marca.

Si tu idea es comprar una furgo y luego realizar la camperización, tendrás que tener en cuenta el precio de ambas.

2) Escoge una furgo adaptada a tus necesidades

¿Para que te vas a comprar una furgoneta? ¿La vas a usar para camperizar, negocio o uso personal? ¿Uso diario o fin de semana? ¿Más de 7500 kilos o menos?

Depende de para que la emplees, podrás tener un presupuesto más o menos ajustado. No tiene mucho sentido comprar una de más de 3 toneladas si vas a transportar productos de fontanería de PVC.

Además, ten en cuenta que a partir de los 7500 kilos requieres del carnet C1, por lo que la licencia estándar para la conducir turismos no te vale.

En el caso de un camperizado, tienes que saber el tamaño que necesitas según tus necesidades. Te dejamos una guía de cómo elegir furgoneta según tamaño.

3) Investiga el mercado

Cuando tengas claro más o menos que modelo o tamaño de furgón se adapta a ti, echa un vistazo en foros, comunidades, redes sociales e incluso comentarios del modelo. La idea es encontrar las reseñas de propietarios que hayan usado el coche o mecánicos que hayan arreglado el vehículo que buscas.

Quizás te pueda ser útil fisgonear los últimos modelos, porque el precio baja de manera considerable y están en buen estado.

Cuando tengas claro el modelo que quieres, compara la oferta en diferentes portales y concesionarios para saber el precio estimado en el que está en el mercado.

Si puedes, infórmate de los problemas más frecuentes que suele tener la marca o la gama para fijarte a la hora de comprar.

Eso sí, cuando veas una furgoneta Camper excesivamente barata ¡no te lances a por ella! Revisa el histórico y las condiciones de la carrocería, a ver si va a tener algún problemita que quiera ocultar.

Nunca te fíes y comprueba todo lo que puedas. El conocimiento es poder.

4) Características para comprar una furgoneta Camper

Solicita la máxima información. Ahora que ya has seleccionado la furgo de segunda mano que buscas, toca la parte complicada: Comprobar que todos los datos están en orden.

Las principales características que hay que tener en cuenta para comprar una furgoneta camperizada de segunda mano serían:

  • Años de Antigüedad – Cada más años, más gastos inesperado y más desgaste suelen tener, pero habría que revisar también su uso.
  • Kilometrajes – Cada más kilómetros haya recorrido, más gastado estará el motor, ruedas y accesorios del vehículo, pero no te obsesiones con esto porque hay más cosas que revisar.
  • Uso de la furgo – Si ha sido usada como Renting o ha cargado con frecuencia elementos pesados. Este factor considera lo «reventada» que puede estar y en qué fijarte a la hora de comprarla.
  • Número de propietarios – En caso de que el vehículo haya pasado por pocas manos, es un buen síntoma.
  • Número de revisiones – Saber por que manos ha pasado y que se le ha ido modificando es interesante, sobre todo si tiene mucha antigüedad.
  • Espacio de carga – Por ejemplo es importante si vas a camperizarla, ya que cada más volumen más cosas caben en ella.
  • Carga máxima – Es otra variable importante, ya sea si lo vas a utilizar como furgoneta vivienda o como furgón de transporte.
  • Potencia – Es una variable relevante en las furgonetas camper, ya que van a estar cargada de manera constante.
  • Altura del techo – Es importante si vas a vivir en ella o vas a transportar mercancias altas, porque tiene que ser de más de 2 metros para poder ponerte de pie.
  • Datos de accidente – Como por ejemplo el cambio de color de la pintura en su ficha original al actual, esto puede significar que se ha dado de baja y se ha reparado en algún momento.

Por último, solicita un informe de la DTG, lo cual es un informe de carácter público y facilita información como caducidad de la ITV, titulares anteriores, datos técnicos, cargas impositivas y si está autorizado para circular.

Destacar, que si tiene instalación eléctrica, de gas o agua tiene que tener certificado del profesional correspondiente.

5) Comprueba la furgoneta con un profesional

Si has optado echar un vistazo al vehículo en persona, te recomendamos que lleves un mecánico de confianza para que revise detalles que tú desconozcas, además de que siempre es buena idea tener un consejero de confianza en este tipo de compras.

Otra opción es que la desplaces hasta el taller, pero entendemos que a veces esto es más complicado.

6) Revisa y prueba la furgoneta

Probar el vehículo antes de efectuar la compra es importante para ver que sensaciones te aporta.

Asimismo, habría que checkear cómo arranca el motor en frio y mira si sale humo negro o azul en el tubo de escape, si se enciende alguna luz de advertencia o si se oye algún sonido extraño en el motor.

También revisa el embrague, frenos, luces, amortiguación y dirección del vehículo está en buenas condiciones.

Si has utilizado el modelo previamente, te darás cuenta de las fallas con mayor rapidez.

Por otro lado, te recomendamos que revises:

  • Neumáticos – Comprobar si el desgaste es uniforme entre las ruedas delanteras o traseras. Este fallo puede sognifcar problema de suspensión o alineación. Si la dirección notas que no es precisa del todo, puede que sea exceso o baja presión en los neumáticos.
  • Suspensión – Se puede hacer una pruebarápida presionando en una esquina de la furgoneta y comprobando que esta vuelve a su posición inicial con rapidez y suavidad.
  • Interior – Comprobar que todas las puertas abren por dentro y fuera, así como que los accesorios eléctricos funcionan y el propio parabrisas. También hay que revisar el desgaste del volante y el estado de los asientos.
  • Aislamiento – Este elemento puede marcar una gran diferencia, debido a que un buen aislamiento protegerá del frío, calor y la humedad.
  • Calefacción y extras – Esto son las pijadas de los coches, pero estos accesorios suben levemente el precio de compra. En esto habría que revisar si el aire acondicionado funciona, si las ventanas suben o bajan.
  • Estado de la carrocería – Comprobar si el vehículo tiene golpes o arañazos. Esto es bastante práctico para poder negociar el precio.
  • Signos de óxido – Si existe algún rastro en la parte inferior de la rueda o en el marco de las puertas. Si al presionarlo se oye algún tip de crujido, el problema puede ser algo más profundo.

Todos estos detalles te permitirán saber si el vehículo está en condiciones óptimas.

7) Negocia el precio antes de comprarla

Ya tienes claro tu precio, sabes que hay en el mercado y has revisado hasta el último apice del vehículo.

Ahora toca la parte más importante: La negociación.

Si ves que hay ciertos datos que el vendedor no te ha comentado, podrás empujar el precio hacia abajo.

¿Dónde comprar una furgoneta de segunda mano?

Algunos sitios para comprar furgones segunda mano son:

https://www.truckscout24.es/
https://www.mobile.de/es/
https://www.milanuncios.com/
https://www.surfmarket.org/
https://www.autocaravanasnorte.com/

También puedes buscar oportunidades en grupos de Facebook o el propio Market Place de la red Social.

Por otro lado, también puedes buscar en concesionarios y preguntar para que vayas de la mano de un profesional en todo momento.

¿Cuáles son las mejores furgonetas para comprar de segunda mano?

Las 10 furgonetas de confianza te diríamos que son:

1) Ford Transit

2) Ford Transit Conect

3) Mercedes-Benz Sprinter

4) Volkswagen Caddy

5) Mercedes-Benz Vito

6) Volkswagen Crafter

7) Renault Trafic

8) Citroën Berlingo

9) Opel Movano

10) Opel Vivaro

Para tener una guía completa de las mejores furgonetas, puedes darle click al enlace.

Conclusión

A la hora de elegir entre las furgonetas camper de segunda mano, tomate tu tiempo y analiza todo lo que te hemos mencionado con paciencia porque cuando des el paso, ya no hay marcha atrás y la inversión que hay que realizar es considerable.

Ir arriba